martes, 27 de septiembre de 2011

Wangari Maathai, una premio Nóbel que plantaba árboles.









El pasado domingo moría en Nairobi a los 71 años de edad, Wangari Maathai, ecologista keniata que se convirtió en la primera mujer africana en recibir el premio Nobel de la Paz por su contribución a la democracia y a la paz a través de sus planes de desarrollo sostenible, y de la integración de las mujeres en la sociedad. Fue pionera incansable en la lucha por el medio ambiente y los derechos de las mujeres.


Actualmente Maathai era ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales. En 2005 se había convertido en la primera presidenta del Consejo Económico Social y Cultural de la Unión Africana.


Hay que destacar, también, que fue una de las primeras mujeres de África occidental con una cátedra universitaria, con un doctorado en Biología. En 1977 fundó el Movimiento Cinturón Verde, responsable de la plantación de más de 30 millones de árboles por todo el país para evitar la erosión del suelo. Esta campaña la hizo merecedora del apodo "mujer árbol".


Ya en 1980, su marido pidió el divorcio en 1980, alegando que ella "era demasiado fuerte, obstinada y difícil de controlar". Maathai causó revuelo con protestas en el país, luchó contra la construcción de un complejo de edificios de 80 pisos en el centro del "pulmón verde" de Nairobi. El proyecto de construcción fracasó y en 1991 fue derribada la última valla que rodeaba el edificio. Además, organizó huelgas de hambre y se enfrentó una y otra vez al régimen corrupto del presidente Daniel arap Moi.


Wangari Maathai fue una de las seis mujeres galardonadas con el Premio Nóbel de la Paz que exigieron al Estado Mexicano un compromiso frente al feminicidio en el país.


Desde nuestro blog, sirva este pequeño espacio en homenaje a toda una vida de valentía y lucha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario