miércoles, 25 de enero de 2012

PIÉNSALO BIEN, SEGURO QUE ERES FEMINISTA

Las personas que trabajamos en el ámbito de la igualdad de oportunidades estamos acostumbradas a no sé cuantas veces explicar que Feminismo no es lo mismo que machismo.
Con el tiempo, hemos aprendido a entender que, cuando alguien no está en estos temas de la igualdad, y todavía no se ha puesto las "gafas de género", posiblemente no ha tenido ocasión de aprender la diferencia. También nos ha pasado. Seguidamente, sugerimos que lo comprueben, invitando a que busquen la palabra en el diccionario (ya en su vigésima segunda edición)o que lo miren en Wikipedia, que descubran que no es algo tan monstruoso como se ha querido transmitir, sino que se refiere al movimiento que lucha por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

El movimiento feminista, (seguramente en aquellas épocas sin saber que lo era) se inició en el siglo XVIII, porque ya entonces supuso la toma de conciencia de las mujeres como grupo, contra la opresión que el colectivo de los varones ejercía a través del patriarcado (animamos a investigar sobre esta palabra también).En cambio el machismo no es un movimiento, es una actitud, en este caso de prepotencia de los varones respecto de las mujeres, con el fin de mantener un orden social, tradicional y sexista, en el que las mujeres están subordinadas a los varones.
Es importante recordar que muchos de los derechos que ahora tienen las mujeres fueron conseguidos hace bien poco, como por ejemplo:
- Poder votar
-Recibir el mismo salario que los compañeros varones (y eso falla todavía..)
-Ir a la universidad
-Usar pantalones
-Casarse sin perder el apellido y sin perder los derechos civiles.
-Leer cualquier libro sin la supervisión del hermano o esposo
-Poder obtener un préstamo usando el propio nombre y antecedentes de crédito sin aval del marido o tutor (ahora la crisis nos iguala del todo, siendo difícil que te den un crédito, seas hombre o mujer)
-Poder testificar en propia defensa
-Poder poseer propiedades
-Poder trabajar o salir del país sin tener el permiso del marido
-Poder denunciar si el marido ejerce violencia
(Fuente:http://www.educandoenigualdad.com/IMG/pdf/CUAD1horiz.pdf)


Todo esto ha sido gracias al movimiento Feminista. ¿Te parece feo?


Queda mucho por hacer, y cada vez la desigualdad es más sutil y más difícil, porque "no estamos mal", dicen las mujeres a nuestro alrededor. Pero hay otras que sufren el machismo de una forma brutal, aún en el siglo XXI. Que no te pase, que no le pase a tus hijas, o nietas....



Recomendamos un libro: "Feminismo para no feministas: La Vane contra patrix" de Rosario Hernández Catalán, sobre todo dirigido a quienes piensan que el feminismo es algo cursi.


Y después de todo, ¿vas a seguir diciendo que tú no eres feminista?

(PD.-Os invitamos a echar un vistazo esta página web de mujeres en red, que incluye muchos otros enlaces sobre la historia del movimiento feminista)

No hay comentarios:

Publicar un comentario