martes, 4 de marzo de 2014

Marcha solidaria para hacer visible lo invisible

Desde el Centro de la Mujer damos las gracias a todas las personas que han participado en la marcha solidaria, y nos han acompañado después en la inauguración de la exposición “Mujeres: la fuerza del cambio”.

Pero queremos recordaros que, además del carácter solidario de esta actividad, la marcha tiene otro objetivo: la VISIBILIZACIÓN de las mujeres, aprovechando que el próximo sábado se conmemora el Día Internacional de las Mujeres.

Invisibilizar significa omitir la presencia de un determinado grupo social. La invisibilización es imponer la superioridad de un grupo social sobre otro, como el racismo, el machismo, la homofobia, y los procesos de discriminación en general.

El médico y profesor Miguel Lorente dice que “la invisibilidad es el elemento previo a la negación. Las cosas no se invisibilizan para no verlas simplemente, sino fundamentalmente para luego negarlas; y cuando se niegan no han existido, y cuando no han existido no hace falta adoptar medidas que vengan a cambiarlas”.
Un ejemplo de invisibilización de las mujeres es esa antigua división del trabajo, donde ellas se han encargado siempre del trabajo doméstico y los hombres del trabajo en el ámbito público, por eso la mayor parte de las realizaciones de las mujeres, sean culturales,  políticas, deportivas,  sociales…. casi no han quedado registradas en la historia. En muchos manuales, libros de texto y materiales didácticos, apenas se han tenido en cuenta los saberes de las mujeres, transmitiendo  la idea que sólo los hombres han sido protagonistas de la historia de la humanidad.

Lo que se hace, pero no se recuerda, desaparece de la historia. Y a lo largo de la historia, la organización de nuestra sociedad se ha cebado con las mujeres. No puede haber igualdad cuando más de la mitad del género humano carece de historia.

Por eso, con nuestra marcha solidaria también pretendemos hacer visible la situación de la mujer más allá del 8 de marzo; es también un acto reivindicativo y un ejercicio para visibilizar a tantas protagonistas invisibles, y traer a la memoria, por ejemplo, a aquellas mujeres de principios de siglo XX que murieron en una fábrica textil de Nueva York por reclamar un trato digno como trabajadoras.


Hoy toca pararnos de nuevo ante la realidad que viven las mujeres. Y esta realidad de desigualdad no sólo la viven en Marzo… pero puesto que este mes, con su 8 de Marzo, tiene una especial visibilidad social,  hay que aprovecharlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario